Invierte en la felicidad de tus colaboradores con un programa de bienestar

El bienestar de tus colaboradores/as va más más allá de la remuneración y paquete básico de beneficios que les ofrezcas. Hoy en día ya no es suficiente.

Para que tu compañía esté bien valorada tienes que brindar otros beneficios. Por ejemplo, flexibilidad horaria, que permite la conciliación de la vida familiar y laboral; formación constante; promover hábitos de vida saludable y por supuesto un buen clima laboral.

Para promover su bienestar puedes organizar actividades al aire libre donde puedan participar el emplead@ y su familia. Podrían ser jornadas saludables con diferentes actividades en función de sus preferencias (desde una clase de zumba o pilates, actividades para niñ@s, pintura, música…). Estas acciones ayudarán a reforzar la relación entre colaboradores/as y también con tu empresa.

También puedes fomentar la responsabilidad social corporativa y la vida saludable si promueves su participación en carreras contra el hambre o a favor de alguna causa social, medioambiental o cultural.

Estas inversiones que haces en el bienestar de tus colaboradores/as también serán beneficiosas para ti ya que tendrás en tu equipo a personas más contentas, motivadas y por tanto, más comprometidas con tu negocio, sus objetivos y sus valores. Esto tendrá repercusiones positivas en la productividad y el rendimiento de tu empresa. Por otra parte, tus colaboradores, como embajadores de la marca, también hablarán bien de su lugar de trabajo a sus familiares, amigos y conocidos. Eso contribuirá a que la empresa tenga una buena imagen en la comunidad.

¿Cómo se hace un programa de bienestar?

Para obtener buenos resultados con tus acciones saludables es preciso que elabores un programa, con sus objetivos, estrategias, acciones, evaluación y seguimiento.

Los pasos a seguir son:

1) Diagnóstico de la situación de tu empresa

Para tener una fotografía de lo que está sucediendo en tu empresa puedes organizar unas encuestas anónimas o hacer entrevistas a distintos perfiles para saber qué piensan tus colaboradores/as. (Puedes hacerlo tú, o acudir a un profesional).

Cuanta mayor información obtengas en esta fase del proceso, más probabilidades de éxito tendrás cuando pongas en marcha el programa. Estas encuestas o entrevistas te permitirán conocer el grado de satisfacción actual respecto al bienestar laboral y qué tipo de acciones y formaciones prefieren realizar de cara al futuro (enfocadas a la salud y/o enfermedades, alimentación, actividad física, mindfulness, ocio y aire libre, etc.).

También podrás saber si sólo les interesa hacer una actividad o formación puntual o bien contar con un programa que tenga continuidad en el año (y por tanto requiera un mayor compromiso).

Normalmente estos programas suelen enfocarse en la salud física (alimentación saludable, actividad física, energía y descanso de calidad), la salud mental (para poner foco en los objetivos, gestionar mejor el tiempo, fomentar la creatividad), la salud emocional (se trabaja la resiliencia, la gestión de las emociones, los pensamientos positivos, las creencias limitantes). En algunos casos también se incluye una dimensión más espiritual, que permite conectar con la propia esencia de la persona y relacionarla con la misión y valores de la empresa.

2) Elaboración del Plan

Con la información obtenida armarás el plan de bienestar de tu empresa. Incluirás los objetivos propuestos para el año (por ejemplo: mejorar el nivel de satisfacción del bienestar laboral).

También incluirás una lista de las acciones a desarrollar (serán las que hayan obtenido más votos en la etapa del diagnóstico) y cómo piensas desarrollarlas (en horario laboral o alguna tarde después de hora; en el centro de trabajo o fuera, colaborando con alguna ONG, etc.). Armarás un calendario de actividades para que tod@s sepan qué inicitaivas se ofrecen y cuándo está previsto que se realicen.
(Si no estás segur@ de la acogida que tendrá el programa de bienestar, siempre puedes comenzar haciendo un proyecto piloto con unas pocas actividades).

3) Difusión del programa

Para que la iniciativa tenga éxito es conveniente que prepares una campaña de comunicación interna para que tus colaboradores/as conozcan las razones por las que has decidido apostar por su bienestar.

Tendrás que explicar cuáles son los beneficios de participar en el programa (por ejemplo: ventajas de llevar una vida saludable). Es conveniente que cada vez que lances una nueva iniciativa, hagas una comunicación con dos objetivos:

  • Dar a conocer los detalles de la acción o formación (explicando el qué, cuándo, dónde, cómo y para qué) y,
  • Motivar a la gente

Necesitas transmitir una verdadera emoción cuando lo estés contando.

Si trabajas en colaboración con una ONG o Fundación puedes hacer una comunicación en la que ellos también participen y/ o mencionar los beneficios de la colaboración.

Por ejemplo, si promocionas una carrera contra el hambre, puedes decir cuál es el número de niñ@s al que ayudaréis con esa acción en concreto; si es una carrera a favor de los damnificados de alguna catástrofe, puedes mencionar qué contienen los kits de emergencia que comprará la ONG, gracias a la participación de la empresa.

4) Seguimiento y evaluación

Una vez realizada cada acción pedirás a los colaboradores/as que hayan participado, que hagan una valoración. Completarán una breve encuesta de satisfacción. Con esta encuesta podrás saber qué ha ido bien con esta iniciativa o formación llevada a cabo y que ha fallado o se puede mejorar.

A final de año también les pedirás que evalúen las acciones realizadas en esos 12 meses para armar un ranking. Esta clasificación te dará pistas de las acciones que tienes que seguir haciendo y cuáles debes discontinuar.

El bienestar personal y todas las acciones que hayas llevado a cabo en este sentido contribuirán al bienestar empresarial.
Este es un programa en el que todos salen ganando: los colaboradores, la empresa y la ONG o Fundación con la que hayas colaborado

¿Has realizado algún plan de bienestar? ¿Qué resultados has obtenido?
Si quieres poner en marcha un plan de bienestar y no sabes por dónde empezar, no dudes en contactarnos.

Facebook
Twitter
Email

Deja un comentario